El blog

livingroom-5251056_1920

Como ya sabéis, en Living Sitges nos apasionan todos los temas relacionados con la vivienda, al fin y al cabo, parte de nuestro trabajo consiste en ayudarte a comprar un piso o una casa. La búsqueda de la propiedad adecuada, la negociación, el papeleo… En eso somos especialistas, trabajamos duro para que una de las mayores operaciones económicas que harás en la vida sea todo un éxito.

Nos apasiona nuestro trabajo y, como decíamos al principio de este artículo, nos fascina todo lo que tenga que ver con la adquisición de un piso o una casa, como el proceso de convertir una propiedad fría e impersonal en un hogar confortable. Sin duda, la decoración es la clave para conseguirlo, hoy hablaremos de  uno de los espacios donde deberemos poner especial atención: el salón.

El salón es una de las estancias más importantes del hogar, una zona de reunión con los amigos y la familia, un lugar donde poder relajarse, descansar y pasar un tiempo agradable con los tuyos. Por esta razón es muy importante que sea confortable, cómodo y práctico, eso sí, sin renunciar al estilo que mejor te defina. Aquí te dejamos unos consejos que pueden servirte de inspiración:

  • Menos es más. Un salón recargado resulta estresante, huye del exceso de elementos decorativos y busca la harmonía entre los objetos que elijas para decorar tu salón.

 

  • El color. Nuestra recomendación para las paredes es que elijas un color suave, neutro, que combine con el mobiliario y que aportes un toque más alegre y vivo con elementos decorativos como cojines. Una pared en un tono más oscuro puede agrandar visualmente el espacio, darle mayor profundidad o más anchura según tus necesidades.
  • Decorar con plantas. Un rincón verde le aporta frescura a la estancia y resulta muy agradable.

 

  • El sofá, pieza clave. Escoge uno cómodo y funcional, vístelo con algunos cojines y una manta para darle más personalidad. Alguna butaca, sillón o puff puede complementar el espacio.

  • Los cuadros. Ideales para vestir las paredes, coloca uno grande colgado en la pared de detrás del sofá o un conjunto de tres o cuatro de menor tamaño. Ahora también está de moda colocarlos apoyados en el suelo o sobre un mueble, como si se tratara du una ubicación provisional.
  • La mesita de centro. Es un elemento muy útil en un salón, puedes optar por centrarla con el sofá o elegir un modelo de dimensiones reducidas para colocarlo en uno de los lados o entre dos sillones o butacas.

  • Las cortinas. Dan intimidad, regulan la entrada de luz natural y, por supuesto, decoran la estancia. Unas cortinas de color claro aportan ligereza y dan la sensación de mayor amplitud. También puedes optar por estores, pero asegúrate que son fácilmente desmontables y lavables.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.