El blog

escandinava

Es todo un privilegio trabajar para quien te confía sus sueños. Nos emocionamos en nuestro trabajo cuando los clientes comparten con nosotros sus ilusiones y confían en el equipo de Living Sitges para adquirir algo tan importante como es la propiedad que será su hogar.

Convertir una propiedad en un hogar no es sencillo, una de las claves es la decoración, que debe reflejar tu personalidad para conseguir un ambiente en el que realmente te sientas a gusto.

En otros artículos de nuestro blog hemos hablado de cómo decorar distintos espacios, pero si hay un lugar de casa que merece una especial atención es, sin duda, la cocina. Como decíamos antes, tu personalidad tiene que estar muy presente en la decoración que elijas para tu hogar y, por supuesto, para tu cocina, que consideramos  una de las estancias más importantes. Aquí te dejamos algunos estilos diferentes que nos parecen muy interesantes e inspiradores.

  • Estilo Escandinavo

    Impera el blanco y la madera en tonos naturales lo que, a priori, puede parecer un estilo bastante frío, pero nada más lejos de la realidad. Lo que realmente consigue este estilo es luminosidad, funcionalidad y confort. Ideal para los amantes del Hygge. Pero… ¿qué es el Hygge? Consiste en disfrutar de los pequeños placeres de la vida que solemos olvidar con el estrés del día a día, como sentarnos 15 minutos a saborear una deliciosa taza de chocolate caliente en la cocina apreciando ese momento de paz.

  • Estilo Funcional

    Es un estilo neutro, ideal para los indecisos, nunca pasa de moda pero tampoco es tendencia. La practicidad y la sencillez son las principales características de este estilo. Un tipo de cocina en el que da gusto cocinar por estar todo pensado precisamente para ello.

  • Estilo Industrial

    Es similar al estilo funcional pero en este caso, incorporamos tonos grises, electrodomésticos de aluminio, materiales prácticos y fáciles de limpiar… en definitiva, elementos que la convierten en una cocina de “batalla”. Ideal para familias numerosas.

  • Estilo Mediterráneo

    Inspirado en la vida marinera, pero también con detalles de la vida rural, como recipientes decorativos con frutas típicas del mediterráneo (limones, naranjas, granadas, uvas…). Los tonos azules y blancos toman el protagonismo. Su luminosidad transmite frescura y naturalidad. Ideal para los amantes del mediterráneo más puro.

  • Estilo Moderno

    Son cocinas prácticas y funcionales, la ausencia de detalles decorativos las hace minimalistas. Imperan las líneas rectas, las superficies lisas, los colores neutros, acabados brillantes o lacados… El orden toma el protagonismo, por lo que debemos prestar especial atención al espacio que destinaremos para el almacenaje. Parecen carentes de personalidad pero esto las hace ideales para combinar con otros estilos en el resto del hogar.

  • Estilo Retro – Vintage

    Para los enamorados de otras épocas. Toman especial relevancia los colores cálidos y vivos, como el naranja o el rojo, pero también los tonos pastel que le dan ese toque retro tan característico. Existen en el mercado electrodomésticos fieles a este estilo, como cafeteras, neveras…, que le darán un toque desenfadado y original a tu cocina llenándola de vida y personalidad propia.

  • Estilo Rústico

    Ideal para casas de campo, aunque también lucen divinamente en pisos. Es un estilo que nunca pasa de moda y que evoca la vida rural de antaño. Muebles de madera maciza, paredes de piedra, detalles decorativos como ristras de ajos o de tomates colgadas de la pared, cestos con frutas o verduras, ramilletes de plantas aromáticas…  son los principales elementos que la configuran. Son cocinas llenas de calidez, en las que hay mucha vida, un espacio para compartir con la familia, los amigos…

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.